Nuestra Filosofía

CAI cuenta con siete principios rectores que reflejan su misión única de servicio y una cultura que se nutre diariamente con la pasión de su personal. Entre todos, se comparte el compromiso de fomentar un mundo donde las personas tengan la misma oportunidad de disfrutar de una vida saludable y productiva. Veamos cada uno de dichos principios:

Somos “desafiantes”

Nuestra misión implica desafiar el status quo y, asimismo, crear un cambio que resulte positivo para los más desprotegidos y necesitados. Esto significa fomentar un mundo que valora los derechos humanos y, a su vez, reconoce la dignidad de cada persona, independientemente de su condición.

Siempre estamos “evolucionando”  

En CAI creamos y entregamos servicios que reconocen la experiencia, el compromiso y el conocimiento de todos los interesados. Nuestros procesos de entrega son de alta calidad, empáticos, empoderados y en evolución permanente.

Somos “pragmáticos”

Nuestro proceso de planificación crea una visión estratégica y un plan de ejecución de forma simultánea porque sabemos que una estrategia solo resulta eficaz cuando se pone en práctica de manera sistemática. Con este fin, nos valemos de intervenciones basadas en evidencias, en los principios comprobados del aprendizaje para adultos (andragogía) y en la recopilación y análisis de datos para informar objetivamente acerca de nuestro trabajo.

Aceptamos la “diversidad”

El sello distintivo de nuestro accionar es la inclusión y la colaboración mutua. La experiencia nos ha demostrado que este enfoque ofrece resultados más relevantes y sostenibles, incrementando así la calidad de vida de las personas a quienes servimos.

Somos “líderes”

La pasión y el compromiso de nuestro personal nos han llevado a innovar, a asumir nuevos retos desplazándonos, cada vez, más allá de las necesidades de nuestros clientes. Nos esforzamos por ser líderes en la colaboración y líderes en nuestro campo.

Somos “visionarios”

Nuestra reputación se basa en superar las expectativas que nos hemos planteado al inicio de cada proyecto y, por supuesto, en la siembra de dichas expectativas en busca de la excelencia en todas nuestras relaciones y planes futuros. Esto refleja la integridad de nuestro compromiso y el enfoque progresista, de última generación, con que distinguimos los servicios ofertados.